Entrevistas

Che Sandoval

abril 30, 2018

“Platón no existe, el mundo de las ideas es una mierda uno hace todo en la realidad”

Por Rolando Gallego @rolandogallego

El director presentó su tercera película “Dry Martina” en el 20 BAFICI y en el Tribeca Film Festival con gran repercusión.

Protagonizada por Antonella Costa, Dindi Jane, Pedro Campos, Patricio Contreras, Héctor Morales, en este diálogo con Cinemaboutique, nos cuenta sobre el rodaje, el origen, la elección del elenco y sus expectativas.

– Cuando creaste Martina ¿Siempre pensaste que Antonella sería la protagonista?

Sí, absolutamente, el inicio tiene mucho que ver con ella, cuando pensé el personaje, tenía cosas de puntos de partida de ella, el papá estuvo en coma, la mamá muerta, tenía una gata, cosas del estilo que la tomé como referente, pero el personaje, como todos, camina por sí solo, y luego el personaje vuelve a tener cosas del actor con la lectura del guión y el actor que lo interpreta.

– La actitud distante de Martina ¿Fue una estrategia para generar la empatía necesaria con ella?

Hay cosas que surgen cuando escribo y filmo que no sé si la tengo tan clara, con mi personaje anterior el Naza pasaba.

– Pero con él simpatizabas desde la primera escena, acá es raro…

Es diva no diva, aislado del amor, distante emocional, eso tenía claro, para mí la escena que resume todo es el abrazo del final, en ese sentido tiene que ver con la relación con el otro y de personaje paranoico que tiene que justificar o pensar más las situaciones todo el tiempo. Mis tres películas hablan más de personajes que necesitan abrazos que sexo. Me preguntaban si fue adrede lo de un personaje femenino, pero la pensé hace tiempo. Me pasa que siempre se paran a mirar la película desde un lugar, y con “Dry Martina” no me meto en un universo feminista, sino con conflictos tradicionales como con el padre, con la hermana, la gata, clichés de la mujer conflictuada, complejizarlas y la escena con el camionero marca desde dónde habla la película de la mujer, una mujer libre que toma sus decisiones.

– Esa es la clave para comprender la complejidad de Martina…

Claro, me voy dando cuenta de eso, y leo ahora críticas con cosas que no había pensado. Creo que como director, dirijo mucho desde el detalle. Me preguntan los actores cosas más globales de los personajes, pero yo arranco así. El “qué está buscando el personaje” no lo sé. Cuando contemos la película nos vamos a dar cuenta, porque además eso muchas veces muta, el cine es el cine, uno se enfrenta a la realidad, Platón no existe, el mundo de las ideas es una mierda y no existe y uno hace todo en la realidad. El personaje evidentemente tiene una carencia afectiva, eso es lo más evidente, el resto, sus traumas, son inventados por ella, yo creo, después puedes hablar con Antonella y te puede decir otra cosa.

– Los de la hermana también…

El otro día me decían que Francisca (Jane) quería armar la familia, como la institución, y sentía que Francisca era Chile, y Martina más anárquica. Francisca se fue armando, el coprotagonista siempre era César, en un primer momento no había padre, se llamó mucho tiempo la película “Mucho ex, poco sex” y después apareció el personaje, empoderado, y en un sentido en mis películas las mujeres dominan a los hombres.

– Nos encanta encontrar historias y tal vez vos no pensabas eso…

Yo tenía ganas de que se abra la película, sabía que quería hacer algo humano desde los diálogos. El negro, Sam, aparece avanzada la película, allí está el centro de la película. Además buscaba que el centro protagónico se vaya corriendo. Siento que parto mis películas de conceptos ultra básicos, como si fuera un conservador absoluto y reaccionario y después termina naciendo y eliminándose todo. Acá surge de la actual frígida antes ninfómana, parto de lo genital. En los pitchs me pasa de decirles que después no sé de qué irá la película. Me paso con mis películas, con el Naza me pasó hombre con el pene enorme triste.

– Tenés un trabajo interesante sobre el lenguaje, ¿Por qué éste interés?

En esta porque vivo acá, lo de la “sh”, que no sabemos decir “suchi”, quedaron algunos chistes, pero se juega también con el lenguaje de Sam. Me interesa mucho, el habla es fundamental en el cine, de hecho decía que prefería mis películas subtituladas a moderarlas, prefiero que se escuche el habla original, que no se lo neutralice. Acá me pasó que el modelo de producción cambió, quedé contento cómo quedó, pero tenía miedo cómo iba a quedar. Porque además del slang siempre hay un tema de modulación. Quería sacar brillo a esto. Mi cine es del habla. Podría dirigir con los ojos vendados, por cómo suena, no sé nada de música pero ésta es una película muy musical. Gana el que la entiende. Si hay algo que me gusta de mis tres película es que los personajes en el minuto 80 sentís que los conoces. Otra cosa que quería era, desde el guión como idea teórica, que se demorara en caer en el tema principal de la familia, que pienses que era chica conoce a chico.

– Se resume todo en la selfie que saca Sam…

Y porque en el fondo no son familia de sangre. Siento que a veces he hecho cosas demasiado pesimistas, como el final de mi segunda peli. Acá y en la primera hay finales como optimistas.

– El personaje se transforma…

Sí, algo como empieza sola, y termina sola pero llena.

– ¿Expectativas?

No sé, voy a hablar un poco con los que la vieron. A la noche tengo el estreno, que es como en el extranjero, pero local, el BAFICI es como una casa para mí, va a ser superlindo. Estoy ansioso, tengo expectativas que la gente la disfrute, se pueda estrenar en salas, y quiero satisfacer tanto al espectador como a la crítica especializada. Espero que se genere buenas ventas y que ésta de pie para que mi nombre sea un poco más conocido y puedan o quieran ver mis película anteriores. Sé que es un producto más vendible, pero las películas tienen vida propia y tienen que hacer su recorrido.

2

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 likes

Autor

Rolando Gallego

Colaborador de Cinemaboutique, periodista especializado en cine. Pueden leerlo en: http://www.escribiendocine.com y http://www.espectadoravezado.com.ar

Your email address will not be published.

CinemaBoutique

Cinemaboutique

Había una vez una película latinoamericana...
Con una mirada desde las emociones de quienes
queremos ver y disfrutar una película latina.
Promoción, difusión y una comunidad de
cine local entretenido y lúdico.
¡Bienvenidos a Cinemaboutique!