Chile

Mala Junta

mayo 5, 2018

Por Rolando Gallego @rolandogallego

Cuando la realidad supera la ficción. A veces al cine nos sorprende con propuestas que trascienden la pantalla, porque que trabajan con una urgencia insospechada temáticas que la agenda mediática trabaja diariamente e injustamente distorsiona.

El caso de “Mala Junta” (2016) película de Claudia Huaiquimilla, es un ejemplo acabado de esto, ya que no sólo la realizadora mapuche se mete de lleno con el tema de la expropiación de las tierras y la resistencia que las comunidades originarias realizan en sus espacios de vida, sino que, además, toca la realidad Argentina al trabajar esta temática sin siquiera saber su relación indisociable con la nuestra (tal vez sospecharla).

Huaiquimilla enmarca esta historia de resistencia lucha y búsqueda de identidad, a partir de la amistad entre dos jóvenes diferentes entre sí, pero que terminan configurando en esas diferencias una red sólida y potente frente a los embates del exterior.

Estos embates primero se ubican dentro de una institución educativa, el bullying del cual es objeto Cheo (Eliseo Fernández), uno de ellos, termina por ser la carta de presentación de Tano (Andrew Bargsted), un joven recién llegado a la comunidad mapuche y a la vida de su padre (Francisco Pérez Bannen) del quien estaba distanciado hace tiempo.

Esta llegada del “otro”, le permite a Huaiquimilla construir un relato potente sobre la condición humana en momentos terminales y decisivos, en determinadas decisiones que deben tomarse para avanzar, o no, en la vida.

Cámara en mano nos acercamos a estos jóvenes y los acompañamos en sus rutinas en sus encuentros con otro jóvenes, en el rechazo de éstos para con Cheo y a medida que avanza el relato podemos comprender, como, tal vez, la carga de uno sobre otro termina configurando el espacio narrativo ideal para hablar de la comunidad mapuche y su eterna búsqueda de respeto para con sus espacios.

La vigencia de la historia se transmite con la cámara nerviosa detrás de los jóvenes, con silencios eternos de Cheo y explosiones instantáneas de Tano, con la música autóctona detrás de las escenas y con vínculos que avanzan y otros que retrocedan.

El poder se va pasando de mano en mano, en los padres, en los jóvenes, en los carabineros, mientras Huaiquimilla juega con esas mismas relaciones de poder dentro y fuera de la escuela.

El archivo apoya las acciones, mediatizando escenas de resistencias en pantalla de televisores que apenas funcionan. Pero allí, en esa proyección, se subraya y refuerza el sentido de la urgencia y también la distorsión de los medios ante los inevitables hechos.

“Mala junta” es una película honesta y sencilla en su estructura dramática pero potente y sólida en cuanto a lo que relata y a la habilidad de aprovechar el conocimiento y el expertise en el tema de la directora. En ese refuerzo Huaiquimilla deja su punto de vista, pero sin dejar de lado su propio origen mapuche, al contrario, reivindicándolo aún más.

“Mala junta” es una película dura y política que apela el espectador desde todos los lugares y que, sin profundizar en virtuosismos o manierismos, que podrían haber desviado la atención hacia otro lugar, se enfoca en lo importante para desarrollar ideas sobre la lucha mapuche por sus tierras y los individuos tras ella.

País: Chile
Año: 2016
Director: Claudia Huaiquimilla
Elenco: Francisco Pérez-Bannen,  Francisca Gavilán,  Ariel Mateluna,  Sebastián Ayala, Rosa Ramírez,  Andrew Bargstead
Duración: 90 minutos.
Género: Drama

2

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 likes

Autor

Rolando Gallego

Colaborador de Cinemaboutique, periodista especializado en cine. Pueden leerlo en: http://www.escribiendocine.com y http://www.espectadoravezado.com.ar

Your email address will not be published.

CinemaBoutique

Cinemaboutique

Había una vez una película latinoamericana...
Con una mirada desde las emociones de quienes
queremos ver y disfrutar una película latina.
Promoción, difusión y una comunidad de
cine local entretenido y lúdico.
¡Bienvenidos a Cinemaboutique!