Entrevistas

Pablo Echarri

diciembre 30, 2017

“El cine es la forma que más me representa”

Por Rolando Gallego @rolandogallego

En medio del rodaje de “El Kiosco”, película dirigida por Pablo Pérez, que se estrenará el 2018, Cinemaboutique pudo dialogar en exclusiva con el actor argentino Pablo Echarri.

El actor, protagonista de las películas “Al final del túnel”, “Plata quemada” y “El método”, entre otras, y las series “La Leona” y “El elegido”, vuelve al cine con una historia popular y costumbrista. Para conocer más del rodaje y su personaje hablamos con él.

– ¿Cómo te llega la propuesta de la película?

A través de mi representante Diego Farrel por parte de los productores con el dato que un muchacho joven que había hecho varios cortos premiados, los que después pude ver y darme cuenta que calidad de director era,  quería hacer su primer largo, me acercaron el guión, como suele ser en estos casos, y cuando lo leí quede muy bien impresionado, por la simpleza de la historia y por lo bien logrado estructuralmente, dialogado, muy afinado. Después de las primeras reuniones me di cuenta que tuvo mucho trabajo, que había estado mucho tiempo escribiéndolo y yo soy de la idea que los guiones tienen que tener un gran acabado para llegar al set con gran parte hecha, era un guion sólido que daba la posibilidad de construir una gran película. Como generalmente es en estos casos cuando un guion me impresiona bien y me dan ganas de hacerlo empezamos a buscar los espacios lógicos para poder estar y combinamos los tiempos, y acá estamos casi finalizando.

– Tu última película, “Al final del túnel”, tenía un gran nivel de producción, ¿Qué diferencias encontras en el rodaje, y, sin revelar mucho, de qué va la historia?

Se puede contar, Mariano, mi personaje, es un señor llegando casi a los 50 años, tiene una esposa muy bella y joven, una hija, y un trabajo que no le gusta en el que aparece la oportunidad de un retiro voluntario y con él la posibilidad de tener un negocio propio, y a días de inaugurarlo se da cuenta que harán un túnel, un paso bajo nivel, que empieza a hacer peligrar su sueño de cuentapropista.

– Y es traicionado por el kiosquero de toda la vida, una doble traición…

Ahí es donde empiezan a jugar estas situaciones que empieza a descubrir que todos sabían y fue embaucado. El cuento narra su situación personal y las cuestiones que hace para no terminar en perdedor, y como en todos los casos el disparador juega con otros temas y a hacer foco en otras cuestiones como la amistad, la familia, es una historia con un altísimo grado de representatividad, de un hombre de clase media, trabajador,  que quiere cambiar un sueño y como en un minuto eso puede llegar a ser truncado. La llegada de este tipo de guiones me parece una bocanada de aire fresco, donde uno intuye que tanto la producción como la puesta en escena un despliegue visual supeditado al relato, al cuento, la actuación, la necesidad de acabar bien las escenas con un grupo de actores que son maravillosos y que hacen lo mejor para que en la mesa de edición el director tenga el mejor material.

– ¿Cómo es volver al cine?

Siempre es una alegría, igual siento que no me voy a ningún lado, como buen actor argentino me siento privilegiado y trato de tocar los medios que sean, tanto audiovisuales como televisión y cine como teatro también, nunca me voy a ningún lado, tal vez es un impasse por algún trabajo concreto que me lleva hacia algún lado, pero el cine se lleva mi corazoncito, si bien disfruto de todos, el cine me permite contar de manera más clara y concreta una historia determinada y ver el arco de ese personaje en una hora y media o dos horas, el cine es la forma que más me representa.

– ¿Qué significa el kiosco para vos? ¿Qué recuerdos tenés de él?

Antes era exclusivo y uno iba a comprar todo al kiosco, pivoteaba de manera muy importante en las costumbres familiares. De todas maneras creo que sigue estando y si bien tiene competidores como los shops de estaciones de servicios o drugstores, sigue estando la salida de poner un kiosco como salida en las clases más populares convirtiendo además en el barrio al kiosquero como una especie de confidente, algo más que un vendedor de víveres, es importante, se le puede dejar una llave para que venga un familiar y abra, son referentes barriales, meterme en una historia tan sencilla y representativa es muy satisfactorio.

15

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

15 likes

Autor

Rolando Gallego

Colaborador de Cinemaboutique, periodista especializado en cine. Pueden leerlo en: http://www.escribiendocine.com y http://www.espectadoravezado.com.ar

Your email address will not be published.

CinemaBoutique

Cinemaboutique

Había una vez una película latinoamericana...
Con una mirada desde las emociones de quienes
queremos ver y disfrutar una película latina.
Promoción, difusión y una comunidad de
cine local entretenido y lúdico.
¡Bienvenidos a Cinemaboutique!